X

Per accedir al tot el contingut has d'estar registrat

VULL REGISTRAR-ME

Destacat

Ya es primavera en la industria de la moda

25 de novembre de 2015

Si preguntamos a un ciudadano, a pie de calle, sobre la situación del sector textil en España, con toda seguridad nos responderá que ya no existe industria textil y que cualquier tiempo pasado fue mejor para el sector.

Es cierto que la industria textil, responsable del desarrollo industrial de numerosos territorios y particularmente de Cataluña y Valencia, se ha visto reducida en un 50% en las últimas dos décadas. Sin embargo, pocas personas que no se encuentren próximas a éste negocio han reparado en el hecho de que, mientras la industria textil tradicional reducía a la mitad sus empresas y su empleo, nuevos negocios basados en la marca y el retail crecían sin cesar durante la década de los 90 impulsadas por un consumo de moda en expansión.

Marcas y distribuidores de nuestro país como el grupo INDITEX, MANGO, CORTEFIEL, PRONOVIAS, TOUS o DESIGUAL prácticamente no existían hace tres décadas y ahora son líderes mundiales en el diseño y distribución de moda en sus segmentos de mercado. Al mismo tiempo, decenas de marcas como PUNTO BLANCO, SITA MURT, NICE THINGS, EL GANSO , BOBOLI, ROSA CLARÀ, MAYORAL, CONDOR, PUNTO ROMA, por nombrar únicamente algunos ejemplos, crecían en el mercado Estatal e Internacional.

Un dato poco conocido es que de las más de 5.000 empresas del sector de la moda en España, prácticamente el 50% tienen menos de 10 años de existencia y un 25% menos de tres años. Esto demuestra la capacidad de permanente regeneración del sector de la moda.

A modo de ejemplo, sólo en Cataluña, la industria de la moda, que comprende des del diseño, pasando por las marcas y llegando a la distribución de productos textiles, calzado o joyería, factura 15.000 millones de euros cada año, agrupa a más de 2.300 empresas y ocupa a 60.000 profesionales. La industria de la Moda representa hoy el 7,7% del PIB de Cataluña y constituye un auténtico motor económico de presente y palanca de crecimiento futuro.

Los datos de evolución más reciente del sector también nos permiten ser optimistas. El consumo de moda se ha recuperado un 2,5% en España durante el 2014, después de 7 años de contracción fruto de la crisis económica. Pero además, si nos centramos en los datos del año 2014 encontraremos buenas noticias también para la industria de fabricación textil. La producción industrial ha aumentado, la ocupación según datos de la Seguridad Social se ha incrementado un 3,7%, tras 15 años de reducción permanente y las exportaciones han crecido un 3,2% superando la barrera de los 12.000 millones de euros en el 2014.

Iniciativas como la nueva feria BSTIM (www.bstim.eu) impulsada por el Clúster Textil y Moda de Cataluña (ACTM) o la feria Co-Shoes, impulsada por la Federación del Calzado (FICE) también muestran la inquietud por la recuperación de una industria local y el inicio de un cambio de ciclo. Por evitar la expresión tan denostada de brotes verdes, me quedaré con los indicios de que se aproxima una nueva primavera para la industria de la moda.